Artículo: Una novela llamada Tupi.

Uma novela chamada Tupi, por Fabiana Amaral. Traducción por Juan Perez para Blog TV Brasil!.

tvtupi7qz.jpg

Después de que fué un éxito en la radio, la novela daba el salto correcto. La televisión fue y continúa siendo el gran escenario de la novela en Brasil. La adición de imágenes era el factor preponderante de la nueva versión para las novelas. Y fue en TV Tupi, primera televisión de América Latina, donde las novelas ganaron cara y cuerpo. La primera salió al aire el 21 de diciembre de 1951 exhibida dos veces a la semana. “Su Vida Me Pertenece“, interpretada y dirigida por Walter Forster, mostró que el género no venía sólo para dejar las mujeres llorando. Rompió moldes, mostrando el primer beso en la TV. Oh! Que escandaloso, Vida Alves y Walter Forster en un absurdo… besito!

En series, se presentó la clásica “Sítio do Pica-Pau Amarelo“, marcando historia con los “modernos” efectos especiales. En uno de los episodios, en la cual la trama transcurría en el fondo del mar, utilizaron un acuario frente a las cámaras mientras que los actores simulaban estar nadando junto a los pececitos. Fue con ese éxito que comenzaron los experimentos en mercadeo. Ya que no había intervalos comerciales, los patrocinadores anunciaban en la propia trama. Y dió resultado. Aunque todo aún era muy artesanal.

Como no había una producción, digamos, prolífera, el modo era adaptar éxitos norteamericanos y de autores latinos. Otro factor que caracterizaba este proceso artesanal era que en la época no existían los videotapes. Siendo así, toda la actuación en vivo, inclusive las bofetadas y puntapiés “mal dados” tenían que ser aguantados por los actores.

Alma Gitana fue la primera novela diaria de TV Tupi en horario triple A de las ocho de la noche, era marzo de 1964. Las innovaciones no pararon allí. ¿Ya alguien se ha preguntado de donde vino la idea de colocar modelos lindas y tontas para fingir de actriz en la televisión? Quien haya respondido que lo anterior es una idea reciente, se engañó. La idea tuvo inicio en la novela La Gata (1964) caracterizada por mostrar grandes peleas en las tramas. Es de esa obra también el mérito en ser una de las primeras novelas censuradas por la dictadura militar. Parece que los fardados no gustaron mucho de las innovaciones.

Las represiones no venían solamente del gobierno de derechaa. Con un dramatismo inmejorable, los actores eran confundidos con sus personajes por el público y eran atrapados en las calles. Esto fue lo que sucedió cuando Cara Sucia se estrenó, en 1965. De hecho, fue esa novela la que dio inicio a la saga italiana en la televisión.

El TV Tupi de esta época tenía la atención volcada también a los dramas sociales tomados como tabú. El ejemplo de eso, es el abordaje del prejuicio social y racial, presentado en la novela El Color de la Piel, también de 1965.

Ascendencia también financiera

Desde su inicio, la telenovela es marcada por fuertes presiones ideológicas, aunque imperceptibles a simple vista. Se nota también la pura y simple herencia de las dramaturgías para con la televisión. Los éxitos de la radio eran reencauchados, con la esperanza de que lo que dió resultado allá daría resultado también aquí. Y daba resultado, al parecer, aún en el inicio, todo era novedad. En este caso, los escritores inventaban las historias más absurdas, como hermanos que nacieron unidos y fueron separados en el nacimiento. La historia era que uno podía sentir los dolores de los dos. Parece demasiado fantasioso, pero en 1966, en Hermanos Corso, dió resultado.

Con nuevas cadenas entrando en escena y dando competencia, en TV Tupi las telenovelas fueron cambiando. El éxito Antônio Maria, de 1968, marca el fin de los dramas. Entran en escena diálogos más realistas, con lenguaje más coloquial. Era más fácil para los expectadores, ya que no tenían el trabajo de entender el lenguaje culto.

Innovación y preeminente decadencia

“Beto Rockfeller” (Foto) fue tal vez la más grande contribución de Tupi para la televisión brasileña. Fue en esa trama de 1968 que se comenzó a trabajar la imagen de anti-héroe. Hasta entonces, todos los protagonistas eran tan perfectos como gota de agua. Los actores eran una especie de superhombre, con la belleza de Brad Pitt, el encanto de Richard Gere, la inteligencia de Albert Einstein y la delicadeza y comprensión de mmm…, bueno, no existe.

Beto RockefellerCon Beto Rockfeller la realidad es más palpable, alcanzando a un mayor público. En ese año, muere el patriarca de las telecomunicaciones brasileñas, Assis Chateaubriand, dueño de TV Tupi. Ya se empieza a notar una decadencia en su programación, sobre todo en las telenovelas, que más dependían de los presupuestos. La marca de esa decadencia fue la novela El Retrato de Laura (1969), que tuvo un rating mínimo en Ibope.

Un intento por sobrevivir a la decadencia fue Nino, el Italianillo (1969-1970), iniciando una especie de neo-realismo. Es la primera telenovela que retrata algunos personajes caricaturizados, como el adulador, estilo que perdura en las novelas de hoy.

Las cosas no andan bien, ejemplos como Uga-Uga, Super Plá (1969-1970) y João Juca Jr. (1969-1970) fueron símbolos de lo que no se debía hacer en una novela. Una tentativa de mezclar acción y charlas de historias un tanto infanto-juveniles. Esto al público, no le agradó.

redetupi_logo3.gif Mujeres de Arena (1973-1974) fue un estrepitoso éxito y hasta causó un cambio social. Como la trama mostraba pescadores explotados por el capitalismo exacerbado, fue fundada una cooperativa en favor de ellos a causa de la novela. La buena racha se alargó un poquito con la primera novela a color de TV Tupi, El Marimacho, en 1974. Con el transcurrir de la década de los 70, ya no daba para asegurar las cosas. Con una TV tratando de ahorrar hasta el último centavo, a los operarios no se les pagaba al día y hasta las grabaciones eran reutilizadas. Fue inclusive así, que muchas obras escritas se perdieron en la historia. TV Tupi sirvió, de cierta forma, en ese periodo de decadencia, como un trampolín para Rede Globo, que estaba en ascenso. Muchos de los artistas pasaron para la nueva cadena que daba visos de poder llegar a ser un superimpério.

draculistor01.jpgEn 1980, el “difunto” comienza a heder y el féretro tiene que ser cerrado y enterrado de un golpe. La última novela fue Drácula, una historia de amor, que fue vendida a Globo, con autor y elenco. Pero TV Tupi agonizando aún intenta entorpecer el drama exhibiendo los capítulos que detenía en su poder. No dio resultado. Después de escándalos financieros insostenibles y una huelga de operarios, pasados 29 años y diez meses, la novela llamada TV Tupi, finaliza. Como su fundador, las telenovelas tuvieron altos bien altos, pero acabaron en un bajo bien bajo. Drácula fue el aire por la última vez en 17 de septiembre de 1980. Y no tuvo remake.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: