Entrevista: Cláudia Raia (Safira en Belíssima)

safira_claudia_raia_belissima.jpg“Una locura!”, es como Cláudia Raia define su trabajo a un ritmo acelerado de las grabaciones de la telenovela Belíssima. Si ya es una locura para ella, imaginese para que quiera entrevistarla! Y si Cláudia ya era una estrella disputadísima, imaginese con el agravante de estar explotando el éxito que tiene con su personajeSafira (en español, Zafiro). Aún sin tiempo, la actriz nunca pierde su simpatía, su gentileza y, principalmente, su bueno humor, una de sus marcas registradas en su personalidad. A los 39 años de vida y 21 de su carrera, Cláudia se enorgullece por haber vivido todo ese tiempo de su trabajo artístico. Las horas libres, algo raro en los últimos meses, Cláudia divide su tiempo entre su esposo Edson Celulari, y sus hijos Enzo de 9 años y Sofia de 2, y las clases diarias de balét (va a participar en el musical “Sweet Charity”, en São Paulo). “La danza es el aire que respiro. No puedo quedarme sin ir a clases de baile o pareciera que estoy muerta. Es impresionante”, cuenta la actriz. En medio a tantos compromisos, ella encontró unos minutos para esta entrevista. El resultado de ese agradable y divertida charla es la siguiente:

Qué diferencia hizo en su carrera el personaje de Safira?

Mucha diferencia. Cada personaje que entra en nuestra vida añade y abre nuevas posibilidades de otros universos nunca representados. Un personaje está hecho de contrastes: nadie es totalmente bueno, totalmente malo o totalmente fogoso. Safira tiene eso y hoy, con 39 años, consigo ver y sentir lo que no sentía antes. Safira es el personaje de mayor éxito en mi carrera.

Safira es aquel tipo de madre superprotetora, para quien los hijos van a ser siempre niños. Se considera una madre superprotetora?

Soy una madre muy atenta a lo que le sucede a mis hijos, pero superprotectora no. Hallo eso ruin. Los hijos tienen que tomar su propio rumbo y estar preparados para la vida. Siempre le digo a mi hijo Enzo: ‘Arregla tu cama, aprende a vivir, a prepararte una comida, aprender lo que es…’. Tenemos un lazo afectivo inmenso. Vivo muy feliz Edson y con ellos. Nuestor hijos sólo nos trajeron cosas buenas a nuestra vida.Algún día tendrán que tomar su propio camino.

El ritmo de grabación es siempre muy intenso, como hace para que esto no entorpezca su vida personal?

La prioridad es la novela. Pero tienes tu casa, tu marido, tus hijos y a veces pasan cosas horribles. Una vez no conseguí ir a la fiesta de fin de año en la que mi hijo iba a presentarse… Ese año también por ejemplo, Edson no estaba aquí en el cumpleaños de Enzo. Lo que nunca había sucedido antes! Él estaba en Amsterdam (en las grabaciones de Páginas de la Vida), y no daba para coger un avión y llegar. Conmemoramos sin el padre, pero sí con la familia y los amigos que él quería y dejamos entonce la fiesta cuando el padre llegara. Fue una elección de Enzo, inclusive.

Las escenas de Safira con Pascual derrochan sensualidad. Alguna vez se sintió incómoda haciendo ese tipo de escenas?

Natural no es. Principalmente cuando trabajas con la persona por primera vez, tienes un cierto pudor. Y es un poco difícil hacer esas cosas cuando todo un equipo de produccón te mira. Pero siempre tuve la suerte de tener compañeros muy educados, gentiles y tranquilos. Giani (Reynaldo Gianecchini) es un compañero muy gentil y muy educado. La gente ríe mucho y ya nos hizimos muy buenos amigos. Hoy tenemos una intimidad profesional muy exquisita y eso amortiza todas las escenas que tenemos que hacer. Pero claro que no es confortable. Sólo que, como es comedia, nada pesa. En ningún momento me ha dado algún tipo de problema.

safira.jpg

Las personas que conviven con usted suelen decir que es muy graciosa. De donde viene esa vena cómica?

Creo que de la vida entera. Siempre fui así. Ser comediante es ver la vida de una manera diferente. Cuando leo un texto serio como una carta de tarjeta de crédito, por ejemplo, que es algo totalmente formal, a la tercera frase ya estoy a las carcajadas. Hallo aquello cómico. Mi hijo Enzo tiene esa mirada, es gozador igual a mí. Se muere de la risa cuando ve las películas del ‘Gordo y el Flaco’ y las de Jerry Lewis, que es un genio, mi ‘muso’ inspirador. Soy una persona alegre, creo que la vida tiene que ser gozada y por que es sencillamente deliciosa. Cuando entras al estudio a la 1 de la tarde y sales a las 9 de la noche, después de grabar 20 escenas, y actuar como una loca: llorar, sentir ira, reir y actuar en diferentes estados de ánimo y no haces de ello una alegría, algo para celebrar, se convierte en un desastre.

Cual de los siguientes características de su personalidad prefiere: la de mujer exuberante y sexy o la de mujer con gracia y divertida?

La de la mujer con gracia y divertida. El lado sexy existe, está dentro de mí de una manera relajada. No es que yo me vista de mujer fatal. Lo encuentro gracioso, no me permitiría hacer una cosa de esas. Miguel Falabella dice: ‘Cláudia Raia siempre lleva el mejor vestido, usa el mejor zapato, y camina como una diosa, cuando pasa por algún lugar, todo el mundo se queda admirandola.

Cuando miras para atrás y ves la trayectoria de tu carrera, qué es lo que más te llena de orgullo?

De mi seriedad, de mi profesionalismo y de no tener haberme rendido a los moldes de belleza y sensualidad donde intentaron alguna vez colocarme. Cuando tienes un cierto tipo de físico, te quieren siempre meter en un papel cliché. Siempre luché para hacer cosas eclécticas. No paro de luchar, siempre quiero más, y no quiero dejar de sorprenderme y de estimularme. No tengo nigún compromiso con la belleza ni con ‘el estar increíble siempre’. Si tuviera que hacer un papel de fea, sin dientes y gorda, lo haría sin ningún problema.

*Entrevista concedida a Rede Globo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: